Blog

6/6/2022

Causas y consecuencias de la rotura de stock

¿Sabes qué significa rotura de stock en logística? Si regentas un negocio de e-commerce vas a tener que estar muy atento a no quedarte sin suministro suficiente para cubrir la demanda de tus clientes. Desde Amphora te contamos todo lo que necesitas saber sobre la rotura de stock: causas, consecuencias y protocolos para evitarla.

Qué es una rotura de stock y qué consecuencias puede tener

Se define rotura de stock como el hecho de no tener existencias suficientes para cubrir la demanda en un momento determinado. Se suele decir que una empresa rompe stock de una referencia cuando las unidades disponibles no bastan para dar servicio a todos sus pedidos pendientes.

Aunque se trata de una circunstancia bastante habitual en las empresas que sirven mercancía, quedarse sin existencias es un problema potencial, ya que generará consecuencias como las siguientes:

  • Si hay algún producto que deja de estar disponible por no tener existencias suficientes, se perderán las ventas que tal producto podría generar si estuviese en stock.

  • Al no poder obtener un producto en un plazo razonable, el cliente no estará satisfecho con el servicio ofrecido, porque tal producto tendría un plazo de entrega mucho mayor que el habitual.

  • Esta insatisfacción de los clientes afectará negativamente a la reputación de la marca o la empresa, sobre todo si hay competidores que no hayan roto stock: estos lo tendrían muy fácil para ganar popularidad en detrimento de la empresa que se haya quedado sin existencias.

  • Para restablecer cuanto antes los niveles de stock deseados, la empresa deberá invertir más dinero del habitual en el aprovisionamiento, que viene marcado por unos mayores costes logísticos.

Posibles causas de una rotura de stock

La demanda aumenta inesperadamente

Es bastante común que se produzca una rotura de stock cuando se da un pico de demanda no previsto. Aunque este pico tenga varios motivos, incluso ajenos a tu gestión, es posible que tus proveedores no hayan tenido tiempo de reajustar sus procesos de producción y, por lo tanto, no puedan servirte la mercancía en plazo.

No se han planificado bien las ventas

También puede ser que no hayas tenido en cuenta posibles escenarios de incrementos de la demanda por parte de tus clientes. Si hubieras tenido los datos necesarios a tu alcance, quizá podrías haberte anticipado a estas situaciones.

Ha habido problemas burocráticos

Cuando la comunicación entre los departamentos no es todo lo fluida que debiera, es usual que se pierda información por el camino o que las órdenes o solicitudes lleguen tarde. En este caso, el retraso se debe a una escasa agilidad burocrática en tu organización.

No se han controlado los inventarios

Los descuadres de stock son situaciones más frecuentes de lo que parecen. Cuanto mayor es el volumen de transacciones en un almacén, más probabilidades hay de que el stock real no coincida con el stock contable. Puede que tengas menos existencias de las que revelan tus sistemas, y este error suele deberse a algún fallo humano en el control de los inventarios.

Los proveedores se han retrasado

A veces, por muy bien que hagas tu trabajo y hayas tomado medidas preventivas frente a posibles roturas de stock, poco podrás hacer si tu  proveedor tiene algún problema y no puede servirte mercancía. Puede que sus transportes se estén retrasando o que no tenga producción suficiente como para completar el volumen de un pedido mínimo.

Consejos para evitar una rotura de stock

Prepara un buen forecast comercial

El forecast comercial es el nombre técnico con el que se suele denominar a la previsión de las ventas de algún producto en un periodo concreto de tiempo. Si inviertes tiempo y recursos en afinar tus predicciones, será más fácil para ti anticiparte a situaciones que acaben ocasionando la rotura de stock. Algunas serán más difíciles de predecir y otras quizá ya las tengas en mente (como, por ejemplo, los incrementos estacionales de la demanda).

Segmenta y planifica tu inventario

Una buena solución es planificar tu stock según los distintos tipos de inventario que existen. Si empiezas a manejar conceptos como el stock mínimo, el stock de seguridad o el stock en tránsito, será menos probable que sufras una rotura de stock.

Elige bien cuándo hacer el pedido

Si eres capaz de elegir el mejor momento para realizar el pedido a tu proveedor (punto de pedido) te asegurarás de no sufrir retrasos en las entregas, además de que conseguirás reducir tus costes logísticos. En la mayoría de los acuerdos de suministro, los propios proveedores serán quienes te hagan estas sugerencias.

 

Cuando sufras una rotura de stock, es muy probable que te enfrentes a problemas que podrían afectar negativamente a tu negocio de e-commerce. Desde Amphora te recomendamos que utilices un sistema de gestión de logística como el nuestro y así dispongas de las herramientas necesarias para evitar quedarte sin existencias.