Blog

30/5/2022

Clases de operadores logísticos: de qué se encargan

La logística es un proceso fundamental en cualquier empresa que se encargue de la distribución de productos, por lo que es imprescindible conocer todos los agentes que participan en sus diferentes procesos. Hoy vamos a hablarte en profundidad sobre las clases de operadores logísticos, detallando la importancia de este término y sus funciones en la cadena de almacenamiento y distribución.

Qué es un operador logístico

Para comprender qué es un operador logístico, debes saber que este concepto hace referencia a los profesionales, ya sean individuos o empresas, especializados en alguna de las partes de la cadena de suministro de una empresa:

  • Recepción y procesamiento de mercancías.

  • Embalaje y manejo de materiales.

  • Almacenamiento e inventariado.

  • Distribución de la mercancía.

El operador logístico es aquel agente del proceso que busca la mayor eficiencia posible en algunas (o todas) de estas tareas cruciales dentro del departamento. El operador logístico debe contar con la infraestructura requerida para ejecutar estos procedimientos de forma óptima, ya sea con bienes propios o a través de la subcontratación de las propias infraestructuras. A continuación, detallaremos los procesos que gestionan los operadores logísticos.

Recepción y procesamiento de la mercancía

En esta etapa, los operadores se encargan de preparar, recibir y surtir los pedidos en las infraestructuras, así como recopilar la documentación necesaria en los envíos y emitir los informes correspondientes. Una buena recepción es fundamental para que las siguientes fases se desarrollen con éxito, puesto que se pueden generar cuellos de botella que afecten directamente al consumidor final.

Embalaje y manejo de materiales

Los operadores también toman decisiones importantes relacionadas con las formas de protección utilizadas para los productos. Antes del almacenamiento y el posterior transporte, es importante que se planifique un buen embalaje, con el fin de evitar posibles roturas o desperfectos en el producto final.

Por su parte, el manejo de materiales también es relevante para evitar este tipo de inconvenientes. Se debe garantizar la seguridad en el desplazamiento de los bienes, a través de un proceso de control y gestión que tenga en cuenta las características de la infraestructura y la maquinaria, así como las propiedades de la mercancía en cuestión.

Almacenamiento e inventariado

Un buen operador logístico escoge un sistema de almacenamiento e inventariado que se adapte a sus posibilidades y a las necesidades de sus clientes. A través del uso de intermediarios y empresas subcontratadas, se puede optimizar el almacenamiento sin tener que invertir en instalaciones y almacenes extra. El control de inventarios, por su parte, es imprescindible para garantizar la localización de cada envío y mantener la cadena de distribución en un estado eficiente.

Distribución de la mercancía

Muchas empresas se limitan a contratar operadores logísticos para esta fase y de forma exclusiva, puesto que es, probablemente, la más complicada para un negocio que no se dedica a la distribución y transporte. Por ello, todo buen operador logístico cuesta con un buen sistema de transporte en sus filas. Ya sea a nivel terrestre, aéreo o marítimo, se debe contar con los vehículos adecuados a las cargas y el tipo de producto que se va a trasladar. 

Clases de operadores logísticos

Para definir las cinco principales clases de operadores logísticos, vamos a separar sus tipos, haciendo referencia a los términos 1PL, 2PL, 3PL y 4PL logistics, fundamentales en la actualidad.

Operadores primarios (1PL o First Party Logistics)

Son aquellos operadores que se encargan de realizar la logística terrestre sin contratar a terceros. Generalmente, almacenan y transportan la mercancía con sus propios medios, y suele verse en pequeñas empresas de producción que tienen un departamento exclusivo para gestionar la logística.

Operadores secundarios (2PL o Second Party Logistics)

Estas empresas gestionan la logística, generalmente almacenamiento y transporte, de otros profesionales que la contratan específicamente para ello. Esto ocurre porque las empresas contratantes no cuentan con los medios necesarios para gestionar de manera autónoma su proceso logístico.

Operadores terciarios (3PL o Third Party Logistics)

En el caso de los operadores 3PL, hablamos de proveedores con grandes capacidades de almacenamiento y flotas de transporte, pudiendo asumir la responsabilidad total de los servicios logísticos de sus clientes. Estos últimos pueden permitirse delegar la totalidad de los procesos en este ámbito, por lo que suelen firmar contratos a largo plazo.

Operadores cuaternarios (4PL o Fourth Party Logistics)

Los operadores 4PL van más allá de los anteriores y asumen toda la administración de la cadena de suministro, no limitándose a almacenamiento y transporte. Incluyen servicios y tareas como auditoría, consultoría y planificación de la cadena, así como la gestión de personal y la toma de decisiones.

Operadores quinarios (5PL o Fifth Party Logistics)

Lo consideramos la clase de operador logística más avanzada en la actualidad, puesto que son aquellas empresas que gestionan varias cadenas de suministro de distintas multinacionales. La totalidad de su logística está externalizada y subcontratada con una 5PL, por lo que su responsabilidad y su impacto en las economías internacionales son extremadamente altos.

Ya conoces todas las clases de operadores logísticos y sus funciones para que puedas decidir cómo prefieres llevar la gestión logística de tu negocio. En Amphora nos preocupamos por la gestión integral de los procesos logísticos de tu negocio. No dudes en contactar con nosotros y apostar por nuestros servicios para optimizar tu cadena de suministro y mejorar la satisfacción de tus clientes.