Blog

24/1/2022

Cómo ahorrar en tus envíos para e-commerce

En tiempos de crisis, todos los negocios buscan formas de ahorrar dinero. La contención de gastos es una política obligatoria para subsistir a la bajada de ingresos. No obstante, existen ciertas formas de ahorrar que pueden ser independientes del momento que viva el negocio. Concretamente, vamos a analizar cómo ahorrar en envíos para e-commerce, garantizando la rentabilidad del negocio sin sacrificar el servicio al cliente.

Formas de ahorrar en un e-commerce

El almacén

En ocasiones, los gastos de almacenaje pueden llegar a dispararse, especialmente cuando las cifras de ventas y la rotación de las existencias no alcanzan las cotas esperadas. Es innegable que contar con un almacén propio puede agilizar mucho los envíos, pero cada vez son más las empresas que deciden ahorrar en este punto mediante estrategias de dropshipping.

Lo malo de esta estrategia es que los tiempos de entrega no suelen ser ventajosos para los clientes, pero también es igualmente nocivo para la empresa gastarse mucho dinero en mantener un almacén. ¿Cuál es la mejor solución en estos casos?

El almacén puede ser subcontratado a una empresa de servicios logísticos. Estas compañías cuentan con grandes naves y con una operativa muy experimentada para gestionar los stocks de múltiples compañías. Compartir el almacén con otras empresas y delegar la gestión en una empresa especialista es la mejor forma de optimizar recursos y ahorrar costes.

Los proveedores

El aprovisionamiento suele ser motivo de gran recelo por parte de los responsables de una empresa, porque obliga a planificar existencias, pagos y plazos de entrega. Además, lo que normalmente debería ser considerado como una inversión se puede convertir en gasto con mucha facilidad, si la demanda posterior de los clientes no alcanza las previsiones sobre las cuales se han adquirido las existencias.

Negociar con los proveedores es algo imperativo para minimizar el impacto que genera esta discrepancia entre las cifras reales y esperadas. Por ejemplo, si compramos las suficientes cantidades, deberíamos poder tener opción a devolver el stock que no hayamos vendido en un plazo determinado.

La mensajería

Los gestores de negocios de e-commerce pueden optar a mejores precios para envíos por mensajería que los clientes particulares, o las empresas cuyo núcleo de negocio no sea la venta (mayorista, minorista u online). La gran mayoría de las compras que realizan los clientes a través de tiendas en línea son pequeños paquetes que pueden ser entregados por un mensajero.

Como respuesta al elevado volumen de envíos al que un e-commerce en España suele poder comprometerse, la empresa de mensajería estará en disposición de dar unas condiciones muy beneficiosas. Estas condiciones se traducen en rentabilidad (escaso coste) y en satisfacción del cliente (rapidez en la entrega).

Tips para ahorrar en el envío al cliente en un e-commerce

1. Optimizar el tamaño de los paquetes

Las empresas de transporte suelen cobrar en función del peso lineal o de las dimensiones del paquete, eligiendo normalmente la opción más cara. De esta forma, cada gramo y cada centímetro cuenta a la hora de establecer las tarifas de los envíos de e-commerce.

Ante la prácticamente imposible tarea de reducir el peso de los paquetes (porque los artículos que se venden, básicamente, "pesan lo que pesan"), sí es posible embalar los productos para que ocupen el mínimo volumen posible. De esta forma se reducirá la tarifa que aplicará el mensajero para realizar el envío.

2. Ofrecer alternativas de envío a los clientes

Elegir el método de envío más barato por sistema no es ninguna obviedad, siempre y cuando se informe al cliente de que el plazo de entrega podría no ser el mejor. Podemos dar por hecho que existe cierta horquilla de plazos razonables, y que muchos clientes no necesitarán un envío urgente de lo que pidan, pudiendo esperar quizá un día o dos más si consideran que la opción de transporte elegida no encarecerá el coste de su compra.

En estos casos, es conveniente dar al cliente varias opciones para el envío de sus pedidos, ofreciendo por defecto la opción más económica para el e-commerce (sin repercutir ningún coste adicional al cliente), y dando alternativas de envíos más rápidos con un pequeño recargo que debe asumir el comprador.

3. Negociar con operadores logísticos

A pesar de las buenas condiciones que se pueden pactar con las empresas de mensajería, el volumen de envíos que puede ofrecer un operador logístico es, sin duda, mucho más atractivo para estas compañías que la cifra de negocio que pueden darles los e-commerces.

Por ello, dentro de la subcontratación de los envíos, una medida muy inteligente puede ser negociar con una empresa de logística que, a su vez, subcontrate los envíos con un pool de empresas de mensajería, eligiendo la mejor opción en cada caso en virtud de los acuerdos que hayan alcanzado.

 

La gestión optimizada de los envíos para e-commerce es clave en el modelo de negocio de Amphora. Como empresa especializada en servicios logísticos, ponemos toda nuestra experiencia al servicio del cliente para que extraiga el máximo rendimiento al presupuesto destinado a los envíos de mercancías.