Blog

4/4/2022

Cómo calcular el peso volumétrico de un paquete

Si gestionas una plataforma de e-commerce te va a interesar mucho saber calcular el peso volumétrico de los paquetes que envíes y recibas. Desde Amphora, te contamos todo lo que tienes que saber sobre cómo medir un paquete para sacar su peso volumétrico, y cómo repercute este dato en tus costes de transporte.

Qué es el peso volumétrico

Tendemos a pensar que los paquetes más pesados son los que más costes de transporte van a acarrear. La afirmación no está carente de verdad, pero quedarse en ella significa obviar un factor todavía más determinante en el mundo del transporte de mercancías: el volumen de los bultos.

El peso volumétrico se define como el espacio que ocupa un embalaje en el medio de transporte, es decir, las dimensiones espaciales que necesita un paquete para ser transportado.

Esto es así porque los medios de transporte habitualmente ven completado todo su espacio disponible para la carga antes de haber llegado a su peso máximo autorizado. Por consiguiente, no suele importar tanto cuánto pesa el bulto, sino cuánto espacio de carga ocupará.

Es obvio que, a igualdad de peso, un embalaje que contenga productos normalmente más ligeros (por ejemplo, almohadas o edredones) tendrá un volumen muy superior al de uno que contenga productos más pesados (por ejemplo, herramientas).

No obstante, si ceñimos el peso volumétrico a una simple ecuación de largo x ancho x alto también estaremos quedándonos cortos. ¿Cómo hay que sacar el peso volumétrico entonces? Pues con un nuevo concepto que entra en juego: el cubicaje.

El cubicaje es la cantidad de peso lineal por unidad de volumen. Suele expresarse en kilos por metro cúbico y hace referencia, por así decirlo, a la “densidad” del paquete. Cada compañía de transportes suele establecer sus propios precios de cubicaje.

Por qué necesitas conocer el peso volumétrico de un paquete

Es bastante razonable suponer que vas a necesitar calcular el peso y el volumen de tus paquetes a la hora de definir la política de gastos de transporte de tu e-commerce.

De hecho, las propias empresas de transporte suelen aplicar siempre el parámetro más caro (peso lineal o peso volumétrico) en sus tarifas, salvo que cuentes con un servicio de transporte y logística que te ofrezca soluciones flexibles para que tú elijas la que más te convenga.

En cualquier caso, tendrás que prever a cuánto ascienden los costes de transporte en un supuesto envío aislado de cada uno de tus productos, y especificar esta información en la ficha de cada producto.

Además, tales costes deberán ser reflejados en el carrito de la compra a medida que tus clientes vayan rellenándolo con artículos de tu tienda online. Es frecuente que las plataformas de e-commerce ofrezcan portes gratis a partir de cierto importe en los pedidos.

Si quieres afinar más todavía a la hora de calcular el porte, necesitarás conocer de antemano a cuánto asciende el peso volumétrico de todo el conjunto de artículos que vayan a ser servidos a un cliente en un único pedido (y, por lo tanto, en un único envío consolidado).

Cómo realizar el cálculo del peso volumétrico

Para calcular el peso volumétrico necesitarás combinar, por un lado, las dimensiones del bulto en centímetros (ancho x alto x largo) y, por otro lado, el cubicaje expresado en kilogramos por metro cúbico (relación entre peso y volumen).

Después tendrás que dividir el resultado entre 1.000.000 para conservar la coherencia entre las unidades de medida. Ten en cuenta que, en la misma ecuación, estamos combinando centímetros y metros cuadrados.

La fórmula para calcular el peso volumétrico quedaría de la siguiente forma:

Peso volumétrico = Alto (cm) x Ancho (cm) x Alto (cm) x Cubicaje (kg/m3) / 1.000.000

Supongamos un bulto cuyas dimensiones (en cm) son 10 x 15 x 13 y cuyo peso lineal fuese de 3 kilogramos. Suponiendo un cubicaje de 250 (por poner una cifra parecida al promedio que se maneja en los casos reales) y respetando la coherencia entre unidades de volumen:

10 x 15 x 13 x 3 x 250 / 1.000.000 = 1,46 kg

Ahora, ¿qué sucede si este bulto de 3 kg fuese embalado en una caja mayor (por ejemplo, de 25 x 25 x 25)?

25 x 25 x 25 x 3 x 250 / 1.000.000 = 11,71 kg

Menuda diferencia, ¿no? Ahora intentemos meter un producto de 10 kg en la segunda caja, y veamos cómo el cubicaje penaliza el cálculo del peso volumétrico:

25 x 25 x 25 x 10 x 250 / 1.000.000 = 39,06 kg

Y ahora tratemos de redimensionar esta caja para que el bulto de 10 kg ocupe el mínimo volumen posible, por ejemplo, en una de 10 x 20 x 15:

10 x 20 x 15 x 10 x 250 / 1.000.000 = 7,5 kg

Lo que hemos conseguido con un embalaje de dimensiones más reducidas es un peso volumétrico inferior al peso lineal. Por lo tanto, el envío de este bulto será más económico.

 

Como ves, calcular el peso volumétrico será muy importante para controlar los costes de transporte en los envíos de tu e-commerce. En Amphora te ofrecemos un servicio donde tendrás controlados estos costes en todo momento.