Blog

7/3/2022

Qué es la logística inversa y sus características

La cadena de suministros es una parte esencial en nuestras vidas porque es la que permite que disfrutemos del nivel de vida actual, recibiendo productos de compras online, llevando mercancías a tiendas y distribuidores, y en definitiva, moviendo materias primas y productos de todo tipo por todo el mundo de manera eficiente.

El transporte de mercancías supone la generación de una gran cantidad de residuos que son contaminantes como es el caso de los envases, embalajes y materiales de protección y sujeción de los paquetes. En el comercio también se acumula stock de productos obsoletos que son un problema para las empresas, e incluso para el medioambiente.

Con la logística inversa se persigue controlar el retorno de los productos o embalajes al origen para realizar un uso más eficiente de los recursos, ahorrar en costes y proteger el medioambiente. Además, también ayuda a recuperar y reutilizar productos que ya no se utilizan por estar desfasados u obsoletos.

Qué es la logística inversa

La logística inversa es un proceso que sigue el camino contrario de la cadena de suministros, retornando productos o embalajes, desde el cliente final al origen del envío. Este tipo de logística se encarga de recuperar los residuos generados por el consumo o por una actividad productiva.

Podemos entonces afirmar que la logística inversa es utilizada por las empresa de dos maneras:

  • Recuperar y reciclar envases y embalajes (también materiales contaminantes y peligrosos).

  • Retornar a la empresa productos que han sido devueltos por los clientes (por distintos motivos, como productos obsoletos o estropeados, por ejemplo).

Cómo funciona la logística inversa y sus ventajas

La logística inversa es implementada por empresas para recoger envases, embalajes y productos, o retornar productos que los clientes devuelven o han quedado obsoletos. El proceso que sigue este tipo de logísticas sigue el camino contrario al habitual. 

Las empresas implementan un sistema de recogida y devolución de los productos, desde el cliente final, hasta sus instalaciones, para proceder al reciclado del mismo.

Las principales ventajas de la logística inversa son:

  • Permite realizar una gestión eficiente de las devoluciones de productos que realizan los clientes.

  • Permite reutilizar envases y embalajes reduciendo los costes.

  • Disminuye la cantidad de residuos que se generan, ayudando a la sostenibilidad y protección del medio ambiente.

  • Proyecta una mejor imagen de la empresa, relacionada con la profesionalidad y el compromiso con la sociedad y el medio ambiente.

  • Permite cumplir con las distintas normas nacionales e internacionales sobre gestión de residuos.

Tipos de logística inversa

Podemos dividir la logística de retorno en dos tipos diferentes, la logística inversa de residuos y la logística inversa de devoluciones. Aunque ambos tipos retornan los envíos a la empresa de origen, sus objetivos son diferentes.

Logística inversa de residuos

Este tipo de logística se encarga de retornar envases, embalajes, materiales peligrosos y otros desechos del proceso logístico. El objetivo es poder reutilizar y reciclar todos los elementos que retornan para hacer que el impacto de la cadena de suministros en el medio ambiente sea el mínimo.

El reciclaje de la logística inversa de residuos también tiene un claro objetivo económico, ayudando a que las empresas reduzcan su inversión en materiales de embalaje y envases.

Un claro ejemplo de este tipo de logística inversa podemos rescatarlo del pasado, cuando los usuarios entregaban sus botellas vacías de refrescos gaseosos o cervezas al lugar donde lo adquirieron. Posteriormente, el distribuidor recogía las botellas y comenzaba su transporte hasta la fábrica, donde era procesada correctamente para volver a ser utilizada.

Logística inversa de devoluciones

La logística de devoluciones tiene la función de traer de vuelta los pedidos que los clientes rechacen o devuelvan por diversos motivos (no corresponder con lo deseado, no funcione, presente desperfectos, entre otros). En estos casos, las empresas activan un servicio de recogida y devolución que sigue el sentido contrario al habitual en el transporte y entrega de paquetes.

La logística de devolución también se encarga de recuperar productos que estén obsoletos, algo que ocurre con bastante frecuencia en artículos relacionados con la tecnología.

Por ejemplo, una empresa distribuidora de material de telecomunicaciones que recoja los routers ADSL que tengan sus clientes en stock al ser productos que ya no tiene utilidad al haber sido sustituido el ADSL por la fibra óptica. El distribuidor enviará esos productos al fabricante una vez recibidos, donde serán tratados de forma adecuada para poder reciclarlos y sacar valor de ellos.

 

La logística inversa, por definición, sigue el camino contrario del habitual en la cadena de suministros. Los elementos de la logística inversa habituales son el tratamiento de productos, materias primas, envases y embalajes, con el objetivo de reducir el impacto en el medio ambiente y reducir los costes que genera la compra de los mismos.

La tendencia actual en relación con la logística inversa es la de seguir innovando e invirtiendo para conseguir que sea más eficiente y se instaure a todos los niveles. Muchas empresas de éxito ya cuentan entre sus servicios con la logística de retorno, siendo muchas veces un elemento diferenciador con sus principales competidores que les otorga muchos beneficios.