Blog

10/1/2022

Qué gastos de envío establecer en tu e-commerce

Al realizar pedidos en las plataformas de e-commerce, se calcula que el coste correspondiente a los gastos de envío puede hacer que hasta la mitad de los clientes abandonen sus carritos de compra. A la luz de esta repercusión, desde Amphora vamos a analizar cómo calcular el precio de los envíos y en qué escenarios será conveniente aplicar una política de envíos gratuitos.

 

Qué tener en cuenta al calcular los gastos de envío de tu e-commerce

Los gastos de una tienda online

Todo envío de mercancía supone un coste estructural para la empresa de e-commerce: al fin y al cabo, la tienda online se dedica a la adquisición, promoción, venta y distribución de productos, actuando como figura intermediaria entre proveedores y clientes. Esto significa que su núcleo de negocio no es la logística, y tendrá que subcontratarla a una empresa especialista.

 

Como es lógico, las empresas de logística cobran por sus servicios: existen varios factores que determinarán el coste de los tránsitos, y todos ellos conformarán un coste ineludible para la empresa de e-commerce. Conservar la rentabilidad del negocio pasa por cubrir estos costes, bien repercutiendo el precio del envío al cliente, bien absorbiéndolo a cambio de incrementar el precio de venta de los productos.

 

El cubicaje de los paquetes

En consecuencia, si el proveedor logístico tiene que mover paquetes de gran peso o dimensiones, obviamente el coste del envío se incrementará. Estas dos formas de ponderar el coste de un envío (peso volumétrico y peso lineal) son estándares logísticos.

 

Una impresora es un ejemplo de producto cuyo embalaje tendrá un peso considerable, tanto lineal como volumétrico; en cambio, un libro o una camiseta ocuparán poco espacio en un transporte, y dado que su peso lineal es bastante reducido, el porte será más barato.

 

Por consiguiente, recomendamos elegir la tarifa más ventajosa para realizar entregas. Las empresas de mensajería suelen tarificar por peso lineal, y son la mejor opción para enviar paquetes de escasas dimensiones; en cambio, para envíos voluminosos, es más conveniente elegir proveedores que tarifiquen el reparto por superficie de camión.

 

El tiempo de tránsito

Algunas empresas de e-commerce con gran reputación dan a elegir a sus clientes distintos métodos de envío de sus pedidos: el motivo es reflejar la diferencia de precios entre los envíos express (urgentes) y los ordinarios.

 

Por lo tanto, es de suponer que los envíos urgentes serán más caros, ya que requerirán de una priorización en la planificación de la ruta o, en su defecto, un envío exclusivo con la máxima rapidez. Por el contrario, los envíos que se incluyan en las rutas ordinarias serán más baratos.

 

La zona geográfica del destinatario

El otro factor determinante para calcular el coste de los envíos será la zona geográfica: en este sentido, las empresas de transporte hacen una clara distinción entre los envíos a la Península Ibérica (incluyendo Portugal) y el resto. Esta diferenciación responde al motivo del tipo de transporte elegido, ya que los envíos por carretera son los más económicos.

 

En cambio, los envíos fuera de la Península implicarán necesariamente que el transporte se complemente con un flete aéreo, lo que encarecerá el porte: además, es posible que se tengan que repercutir costes adicionales por el despacho de aduanas (aplicable a Canarias, Ceuta y Melilla).

 

Ventajas de ofrecer envíos gratuitos

Captación de clientes nuevos

Hay una realidad innegable y avalada por distintos estudios sobre el comportamiento de los clientes de las tiendas online: el precio influye en la decisión de compra, pero el coste de transporte influye más todavía.

 

Ofrecer portes gratis en los primeros pedidos podría significar la diferencia entre captar o no captar a un nuevo cliente, y la pérdida de dinero por ofrecer envíos gratuitos podría considerarse una inversión para conseguir clientes nuevos.

 

Influencia en la psicología del consumidor

La palabra "gratis" tiene un efecto imán sobre la mente del consumidor; aunque si se parase a echar cuentas sobre la relación entre precios y portes, el cliente estará más predispuesto a completar un carrito de compra sin gastos de envío que otro con costes de transporte, aunque el precio frontal del producto sea algo más barato.

 

Esto significa que, aunque pueda sonar raro, es preferible que, si un producto tiene un precio de 30 € y hay que aplicar 2,50 € de gastos de envío, directamente se oferte a 32,50 € especificando “envío gratis”.

 

Retención y fidelización del comprador

Incluir envíos gratuitos puede significar que un cliente repita compras sistemáticamente: los consumidores tienen hábitos, y apelar a dichos hábitos puede llegar a traducirse en un eficaz método de fidelización.

 

Para aplicar esta política, hay que asumir que lo que se pierda por no cobrar los gastos de envío se recuperará por el volumen de compras que el cliente realice a largo plazo.

  

Aunque no convenga regalar los gastos de envío de forma habitual, existen ciertos casos en los que una política de portes gratis puede marcar la diferencia; desde Amphora, te recomendamos calcular cuidadosamente la política de gastos de transporte que apliques en tu e-commerce, y delegues la logística en una empresa experta y especializada.